Juana Molina presentó Halo en Barcelona

#Barcelona – Una vez más, Juana Molina nos llevó de viaje por un mar de sonidos y estados de ánimos, paseándonos de arriba abajo y hacia los costados.  A sala llena, deslumbró con su Halo el pasado 10 de Julio en una de las salas del Apolo (Barcelona).

Juana salió al escenario, acompañada como siempre por el joven multinstrumentista Odín Schwartz y el nuevo baterista Pablo Gonzalez Illya Kuryaki and the Valderramas), dos super cracks que encajan perfectos con su continua experimentación rítmica. La cita era a las 20hs, aunque el show arrancó una hora y media después. Poco a poco fue llegando gente, y todos super ansiosos de ver a la gran hechicera musical en vivo y en directo. La sala se llenó a más no poder, se podía escuchar diferentes idiomas y acentos en el aire. Con los primeros acordes, todos los presentes nos entregamos a su mundo.

“Halo” (Crammed / Karonte, 2017) es el séptimo y último LP de Molina.  Se lo puede ver también como un segundo capítulo de su álbum anterior “Wed 21” (Crammed Discs, 2013). Esta vez se nota una mayor solidez. Ella maneja una paleta sonora refinada por dos décadas de experimentación para crear una narrativa definida no por palabras, sino por estado de ánimo. Basada libremente en la leyenda popular de la “luz mala”, un halo de “luz maligna” que flota sobre el suelo donde están enterrados los huesos, el registro evoca lo oculto en su música tanto como en sus letras en español.

Este ultimo trabajo discografico sugiere una autorrealización que a menudo es impresionante. En “Cara de espejo”, Molina canta a una mujer mirándose en el espejo, sorprendida por la verdad que encuentra en su propio reflejo. “Cuando uno sabe qué va a ser un espejo en un espejo / Pone la cara que espera ver en el reflejo”, canta. O, en inglés, “cuando sabes que te miras al espejo / tiras de la cara que esperas ver en el reflejo”. Parece que Molina finalmente ve que su yo verdadero la mira fijamente

Hoy, Juana Molina se desplaza sobre el escenario suelta, libre.… más ella. Se divierte, hay miradas cómplices con sus músicos, risas y hasta pasos y bailes. Sin dudas, el haber pisado escenarios de Europa, Japón, Estados Unidos y Latinoamérica durante tantos años refleja un crecimiento y seguridad plena. Atrás quedó su pasado exitoso como actriz cómica de la televisión Argentina. Su decisión de alejarse de su programa “Juana y Sus Hermanas” en la cima de su popularidad es una parte atractiva de su mística, pero también subraya su intención. Su carrera como actriz fue un medio para un fin, una forma de apoyar su música, el arte que le importaba.

@soyjuanamolina